Google+ M.Puedes Empezar Hoy Los renglones torcidos de Dios : m. Los renglones torcidos de Dios - m.







Mira en Tu Interior y Comprende que Todas las Respuestas
están en Ti.
Tus Emociones y Sentimientos te están dando las claves para Despertar a la Vida. No busques más.
Puedes Empezar Hoy . . .
Existe una razón por la que elegiste todo cuanto ocurre a tu alrededor... Espera,vive tu Ahora en cada momento de la manera más amorosa posible y, en poco tiempo descubrirás el porqué.

La iluminación de tus días y los colores con que los veas sólo dependen de Ti


"SI NO TIENES LIBERTAD INTERIOR, ¿QUÉ OTRA LIBERTAD ESPERAS PODER TENER? "

jueves, 31 de enero de 2013

Los renglones torcidos de Dios

Esta novela, Los Renglones Torcidos de Dios, de Torcuato Luca De Tena la llevo en mi corazón desde la primera vez que la leí, y lo he hecho ya varias veces. De hecho perdí el primer libro que compré, y no paré hasta encontrar otro nuevo ejemplar. Entiendo que este mundo de los trastornos mentales pueda resultar cuanto menos espinoso - por utilizar alguno de los adjetivos más suaves que a la mayoría se nos puede venir a la mente. Lo entiendo, sobre todo porque lo que desconocemos nos produce miedo - nuestro familiar amigo el miedo - y aún más si no podemos verlo ni predecirlo.

A lo largo de la novela se hace patente la delgada linea que existe entre la cordura y el delirio. Poco a poco se va creando una sensación de confusión, va tomando cuerpo la duda sobre la salud mental de la protagonista, dejando este interrogante abierto a las conclusiones del propio lector, que a estas alturas ya se siente parte de la historia, e incapaz de discernir la realidad de la ficción que tiene ante sus ojos.


Esos son a los que llaman los renglones torcidos de Dios, aquellos que aparentemente se presentan ante nosotros con ciertas carencias que les etiquetan automáticamente ante los demás - ¿los "normales"?, ¿los "sanos"? .... -. Todos somos y escribimos alguna vez renglones torcidos en nuestras vidas. Cualquiera de nosotros podemos vernos atrapados ante una realidad difícil de digerir en ocasiones, y podemos elegir llevar nuestra mente a "otros lugares más agradables" y soportables. ¿Quién no ha querido huir de su propia vida, de su propio yo alguna vez?. Y podemos llegar a crear para nosotros mismos tales historias... con tal de saber "convivir" o sobrellevar aquella situación, que puede llegar a parecerle increíble a alguien cercano a nosotros que haya vivido lo mismo, ¿os suena...?

Pero es precisamente con todas las dificultades con lo que aprendemos las lecciones más importantes de la vida. Porque nos obligan a esforzarnos para superarlas. Yo siempre he encontrado fascinante todo lo relacionado con la mente humana: los mecanismos de la memoria, la percepción, cómo nuestro inconsciente sale a flote utilizando nuestros sueños y pesadillas, cómo reaccionamos ante ciertos estímulos externos  (según cada  situación, un determinado comentario, la presencia de ciertas personas....). Me asombra la capacidad que tenemos los seres humanos, desconocida muchas veces hasta que llega el momento, de resurgir ante situaciones de extrema gravedad, esas situaciones en las que nos enfrentamos a la muerte en uno u otro sentido y, o reaccionamos, o...... se acabó.

Pero sobre todo nuestra voluntad, nuestra intención, el poder de nuestra mente cuando la utilizamos de un modo positivo. Nos hace renacer y superar situaciones por las que ni un alma hubiera dado un sólo duro a nuestro favor.

Y es que la mente humana y la intención son MUY PODEROSAS, la intención de hacer las cosas bien, la intención de quererte y querer a los demás de verdad, porque crean tu propio destino, crean tu "ahora" que es donde deberíamos estar continuamente, porque es lo único que realmente existe. Disfruta de todo lo que vivas en cada momento. No huyas de ningún momento presente, por muy duro que te parezca. Vivelo, entiéndelo, aprende de él, intenta enderezar ese renglón que te parece torcido en tu vida. Vive tu ahora, porque siempre hay un mensaje en todo especialmente escrito para ti. Y es que yo soy de los que piensan que Dios también escribe derecho con renglones torcidos...







Con Amor,
M. 
Recibe Nuevos Artículos en tu email