Google+ M.Puedes Empezar Hoy m. : abril 2013 abril 2013 - m.







Mira en Tu Interior y Comprende que Todas las Respuestas
están en Ti.
Tus Emociones y Sentimientos te están dando las claves para Despertar a la Vida. No busques más.
Puedes Empezar Hoy . . .
Existe una razón por la que elegiste todo cuanto ocurre a tu alrededor... Espera,vive tu Ahora en cada momento de la manera más amorosa posible y, en poco tiempo descubrirás el porqué.

La iluminación de tus días y los colores con que los veas sólo dependen de Ti


"SI NO TIENES LIBERTAD INTERIOR, ¿QUÉ OTRA LIBERTAD ESPERAS PODER TENER? "

jueves, 25 de abril de 2013

Como manejar tus emociones

El área de las emociones es un área vital en el proceso de desarrollo hacia la libertad y la totalidad. Todo lo que necesitamos para nuestro desarrollo espiritual está dentro de cada un o de nosotros. Y todo aquel que transite por el camino del crecimiento interior sabe lo importante que es en cuanto a las emociones:

que no deberíamos reprimirlas, 
que de algún modo debemos aceptarlas 
que finalmente debemos liberarlas

Es importante hacer una distinción entre Emociones (energías que son esencialmente expresiones de malentendido) y Sentimientos (energías que son una forma de entendimiento más elevado). Los sentimientos son los maestros, mientras que las emociones son los niños. 

emociones


Las emociones no deberían reprimirse porque son muy valiosas como medio para llegar a conocernos cada uno más íntimamente.


Lo más importante que podemos hacer con una emoción es reconocerla, sentir todos sus aspectos, pero siempre y cuando no perdamos nuestra conciencia. Al abrazar una emoción con comprensión y compasión, cambiamos el foco de la atención desde el exterior hacia el interior, y tomamos la responsabilidad de la emoción. Es una cuestión de elección entre incomprensión o comprensión, entre luchar o aceptar.

Volverse hacia nuestras emociones de esta manera amorosa es liberador, aunque requiere cierta autodisciplina para esforzarnos en librar a la realidad exterior de ser el ‘origen del mal’ y tomar nosotros mismos la total responsabilidad, significa reconocer que ‘elegimos reaccionar de un cierto modo’.

La cuestión es que necesitamos permitir que nuestras emociones entren a nuestra conciencia plenamente. Si no sabemos exactamente qué emociones hay ahí, podemos comenzar por sentir las tensiones en nuestro cuerpo. Las tensiones son una puerta para las emociones. En el cuerpo todo está acumulado. Es esencial reconocer que la energía que quedó atascada en la emoción quiere moverse. Esta energía quiere ser liberada y por lo tanto golpea a sus puertas como una queja física o como un sentimiento de estrés o depresión. La solución es abrirse realmente y estar preparado para sentir la emoción. 

Ve a la parte sensible de ti mismo. Deja que este lado sensible te diga lo que necesita para ser aclarado y purificado dentro de ti. Confía en tu intuición. Trabaja en eso. Cree en ti mismos. Tú eres el maestro de tu vida, el maestro de tu único camino hacia el amor y la libertad. 

La verdadera y profunda curación es ir al origen del mal y transformarlo, porque si no se hace de esta manera, regresará fortalecido y en mayor cantidad, porque se le ha permitido proliferar. Curarse, significa entender lo que está pasando con las Emociones-negativas-enfermas que viven dentro de cada uno, saber cuáles son, sopesarlas, desglosarlas, entenderlas, saber la técnica para erradicarlas y sobre todo, no dejarlas nunca más entrar en el cerebro. Solo así ustedes comenzarán la verdadera cura y transformación de la energía-pensamiento. Al convertirse en una emoción-positiva, ya no la podemos llamar Emoción, se convierte en Sentimiento.

El Tercer Chakra, se centra en los sentimientos hacia nosotros mismos. El Cuarto Chakra se centra en los sentimientos hacia nuestro mundo interior, nuestra reacción emocional a nuestros pensamientos, ideas, actitudes e inspiraciones así como la atención que prestamos a nuestras necesidades emocionales. Este grado de compromiso es el factor esencial para entablar relaciones sanas con los demás.

Trabajar en la apertura y activación de estos chakras ayudará a equilibrar y sanar nuestras emociones.

Armonizar 3º Chakra - Plexo Solar


Armonizar 4º Chakra - Corazón


Espero que os sea útil.
Con Amor,
M

miércoles, 24 de abril de 2013

Desbloqueate: Transmutación, Equilibrio y Sanación

La ascensión en esta dimensión es viable siempre que haya un número mínimo de humanos conectados con sus propios procesos personales de ascensión y dicha masa crítica de personas ya ha sido superada. No solo existen moradas o planetas de 5D, sino que también existen, en el mismo orden, seres de 5D que habitan estas moradas. Por supuesto, la dinámica que abarca la ascensión de la Tierra y la de los seres humanos encarnados que así lo elijan forma parte del plan que Dios ha previsto para tal evento, en el que se le da vital importancia al libre albedrío individual como condición elemental para la evolución. De esta forma, el que quiera ascender de veras podrá hacerlo y el que pida ayuda para consumarlo la tendrá, para, así, también contribuir en el fondo a la ascensión en el planeta. El que no quiera saber nada sobre estas cuestiones se le permitirá seguir su ciclo de experiencias según sus propias elecciones.

Pues bien, las personas activas en este tiempo en la Tierra encaran aquellos aspectos internos que detectan en desequilibrio y, por tanto, de baja densidad energética, transmutándolos en formas energéticas más luminosas, elevadas y amorosas, aportándoles el equilibrio que precisan para, finalmente, sanarlos. Estas personas están elevando, de esta manera, la vibración de la energía que ellas mismas sostienen en su conjunto. Al refinar y disipar la espesa densidad de algunos de sus aspectos, sean pensamientos, emociones, hábitos o adicciones, lo están haciendo de forma global, a su vez, con el resto de sus respectivos cuerpos energéticos, sobre los cuales se ahondará más adelante en un capítulo con exclusividad, ya que al iluminarse ciertas partes esto acaba revirtiendo en las demás y, en definitiva, en el todo.

Esto es lo que a grandes rasgo se denomina transmutación, purificación o transformación, proceso que está siendo desencadenado de forma cada vez más acelerada en este tiempo de ascensión y, por tanto, es así como estos individuos, que asumen, en pleno ejercicio de su voluntad y libertad, la responsabilidad de abrirse y acometer los cambios actuales y venideros, serán los llamados a experimentar la ascensión pasando de seres de 3D a seres de 5D.

Esquematizamos las dos pautas necesarias en los siguientes dos pasos para toda persona con interés e inquietud en abordar sus aspectos mentales, emocionales y de conducta con la finalidad de refinarlos en el amor ya disponible y entrante en el planeta, y así estabilizar sus escenarios de vida y de existencia en esta dimensión. Estas dos pautas son:
1º Manifestemos, pidamos, pensemos, sintamos lo que deseamos crear y atraer en nuestra vida.


2º El verdadero secreto y motor de la Creación Consciente radica realmente en el amor incondicional y en la aceptación total de todos los aspectos, circunstancias y situaciones.



Primer Paso



En primer lugar, si queremos que alguna circunstancia o situación se dé o se concrete en nuestra vida, si deseamos atraer, manifestar o crear en nuestra realidad algún escenario deseado, beneficioso, interesante o agradable para nosotros, lo primero que podemos hacer es plantearlo y exponerlo. Para ello basta con que lo pidamos, pensemos, sintamos o lo plasmemos físicamente de alguna manera si así lo preferimos, por ejemplo escribiéndolo, dibujándolo, esculpiéndolo, etc. De cualquiera de estas formas podemos especificar justamente qué es lo que queremos. Es imprescindible que la solicitud la hagamos con la mayor claridad y exactitud posibles, pues manifestaremos lo que realmente hayamos especificado. Es así como estaremos estableciendo el diseño de aquello que hemos decidido crear. Además, al aportar toda nuestra intención y atención en este cometido estamos concentrando en nuestra petición toda nuestra energía para, así, cargarla con mayor fuerza si cabe.



No han de olvidarse frases como “lo que sale de ti, vuelve a ti” o “lo que siembras, recoges”. Pues este principio es el que está teniendo lugar en esta cuestión. La energía funciona así. Si los pensamientos, sentimientos, emociones, palabras y acciones son energía viva en el ser humano, el hecho de prestar intención y atención en algún planteamiento va a procurar que la energía que se invierte con esta actitud, de forma generosa, pueda regresar de nuevo manifestando en la realidad física lo que inicialmente se había demandado.


Segundo Paso

El segundo paso, al hilo de lo anterior, expone simple y claramente que son el amor incondicional y la aceptación total, hacia los aspectos internos y hacia cualquier tesitura de vida por los que estemos transitando, el verdadero motor que conduce a que se pueda materializar ante nosotros con la mayor inmediatez aquello que deseábamos o llegamos a pedir.

Esto puede resultar hasta paradójico. ¿Cómo se puede amar y aceptar incondicional y totalmente un lance de la vida que no se desea que suceda en absoluto? Habría que destacar de entrada que, sin este segundo paso de amor y aceptación, se antojará difícil hoy en día, con el amor como energía instauradora en el planeta, el poder no solo que se den las coyunturas más propicias, sino, tan siquiera, que se pueda alcanzar la posibilidad de equilibrar con cierta armonía y plenitud el seno del ser humano y de su propia realidad.

Convengo en aclarar que se ha escrito y hablado recientemente mucho sobre el tema de la Ley de la Atracción, donde se informaba que aplicando el primero de los pasos aquí y ahora descritos, es decir, que, con tan solo pedir o solicitar lo que se requería manifestar, se podían alcanzar las metas buscadas, eso sí, procurando evitar en este proceso albergar bloqueos y dudas con respecto al éxito del desenlace final, o lo que es lo mismo, permitiendo que todo vaya sucediendo en total confianza de que se atraerá la finalidad que un principio se buscaba.

Lo que sí parece bastante obvio es que ante realidades extremadamente difíciles que pueden superarnos y sobrepasarnos puede resultar prácticamente imposible no verse inmerso en estados emocionales completamente alterados o bloqueados, en los que las dudas, en general, puedan aparecer. En estos casos, ¿cómo manejamos nuestras vidas y podemos obtener equilibrio y sanación en nosotros y en nuestro entorno?

Los Mensajes Canalizados, entrantes en esta dimensión, transfiriendo información desde dimensiones más evolucionadas y elevadas, nos explican que el amor incondicional y la aceptación total son la verdadera clave para alcanzar este estado del ser y de existencia. Expliquemos este tema particularmente.

Bien, pues una vez que hemos especificado y detallado lo que pretendemos y deseamos que se dé y se manifieste en nuestra realidad, podemos estar viviendo, por ejemplo, alguna de las coyunturas que venimos comentando, una situación bloqueada y estancada que ha tomado relieve y magnitud en nuestra realidad, que nos supera y cuya solución está, de momento, claramente fuera de nuestro alcance, condiciones de partida que nos pueden resultar conocidas. Ya acometimos todas las medidas que podíamos emprender y se agotaron los recursos que estaban en nuestra mano, todo esto, sin duda, asociado con toda probabilidad a un estado emocional inevitable de temor, dolor, resistencia, ansiedad o bloqueo por la realidad que se está viviendo. La situación simplemente nos ha podido sobrepasar.


Llegado a este punto, los mensajes nos sugieren que vayamos siempre a nuestro interior; que nos aquietemos; que dejemos de tomar más acción en esos escenarios que solo nos enredan cada vez más en la rueda de la vida terrestre, llamada también la rueda del karma, donde se acaban creando cuentas pendientes y circunstancias inconclusas con otras personas y situaciones; que soltando las tensiones y abandonándonos a esta energía del amor, y sintiendo y percibiendo estos desajustes internos, escuchándolos y permitiendo que salgan a nuestra superficie consciente para ser tan solo percibidos, para que se expresen interiormente como partes nuestras que son, es como únicamente pueden ser encarados con éxito para, así, poderlos transmutar en formas de energía más lumínicas y elevadas.

Es así, percibiendo y sintiendo nuestro dolor interior, resistencias y bloqueos como partes nuestras, como empezamos a tratarlos con amor y aceptación. Percibiendo cómo se manifiestan y no censurándolos, no rechazándolos, no evitándolos y no suprimiéndolos interiormente es como comenzamos a proporcionarles el amor y la aceptación que nos reclaman, trascendiéndolos, transmutándolos e integrándolos en armonía al conjunto de nuestro ser, junto con el resto de sus partes, produciéndose inimaginables avances evolutivos a escala multidimensional, ya que como es arriba es abajo, y todo ello sin tener que tomar ninguna otra actitud, estrategia o medida preestablecida, y, de este modo, las soluciones vendrán de forma más fácil y directa a nosotros, y todo se acaba alineando.

La actitud de intentar suprimir el dolor emocional obedece al prejuicio o pensamiento sobre la sensación no agradable que este proporciona y este pensamiento de miedo es el que se traduce simultáneamente en una respuesta de huida y salida, sin caer en la apreciación de que el dolor no es en sí mismo ningún enemigo, sino más bien una especie de alarma que avisa que hay algún aspecto interior que está fuera de equilibrio y que está asomando, posiblemente por la acción o aparición de alguna realidad externa vinculada a él, mostrándose, así, dicho desajuste. El no huir de nuestras emociones, el abrirnos a ellas, permitirlas y percibirlas constituye la clave de la evolución a la que estamos llamados a experimentar. 

Cualquiera podría insistir preguntándose si sólo habría que hacer esto y si no es necesario tener en cuenta alguna consideración más. Las premisas son claras y sencillas. El permitir que estas energías, en forma de pensamientos y emociones, que requieren ser compensadas y armonizadas, salgan desde el interior hacia el estado consciente y dejar que simplemente se expresen es todo lo que se necesita para su transmutación y purificación. La transmutación es un proceso que se realiza espontáneamente de forma automática en cualquier parte de la Creación, siempre que se reúnan las energías relativas al amor requeridas para ello. El hecho de contraer algún método mental, estrategia actitud o patrones preconcebidos al respecto, con la intención de darle más fuerza, concentración o rapidez, podría retrasar el proceso de transformación, ya que se trata de un cambio de naturaleza meramente energética y no mental. Lo mental activa el parloteo de la mente cerrando el chakra de la corona y bloqueando, de esta forma, el paso de la energía a través de la cabeza.

Repito. Cualquier actividad mental y de control que se pretenda sobre una situación, del tipo que se viene especificando, provoca, como he comentado, una ralentización del flujo energético que atraviesa el cuerpo con entrada, precisamente, por el chakra de la corona en la cabeza, el cual constituye un remedio vital para el alineamiento y la armonía de nuestros pensamientos y emociones.


Lo cierto y verdad es que elegimos este tiempo como propicio para poder sanar y equilibrar estos aspectos no resueltos de nuestra larga existencia. Detrás del dolor y el sufrimiento se encuentran agazapados la no aceptación, las resistencias, los miedos internos y otras emociones, siempre encuadradas en un marco de desajuste emocional. Ahora bien, si se siguen obviando, rechazando o ignorando, ellos se van a rebelar cada vez con mayor ímpetu, haciendo que nuestra realidad física presente colapsos y bloqueos.
Os dejo un enlace para activar el Chakra Coronario que espero os ayude, aunque la elección de los sonidos creo que es algo muy particular de cada persona. Este es uno de los que mejor efecto ejercen en mí.
activar 7º chakra - chakra de la corona

Con Amor,
M
(Capítulo 4: Transmutación, Equilibrio y Sanación. Libro de la Automaestría de Rafael Montaño Carmona)

martes, 23 de abril de 2013

Tu Luz no Existe sin Tu Oscuridad


Cuando decimos Yo Soy Luz y olvidamos que también somos sombra. Estamos rechazando partes nuestras. Cuando decimos Yo Soy Amor y olvidamos que conocemos y valoramos el amor, porque también hemos vivido, experimentado o sentido el odio. 


No valoramos cómo esa parte de la energía oscura, hizo su función en ayudarnos luego a valorar la parte que reconocemos como amor. 



Cuando decimos Yo Soy Fuerte, y no nos damos el permiso de ser también vulnerables, sabiendo que ambas caras viven en nosotros. Seguimos rechazando una parte nuestra, una parte que nos necesita para ser integrada, aceptada, amada y valorada, una parte de nuestro niño interior. 



Soy Luz, y tengo que luchar con la oscuridad. No hay que luchar con la oscuridad, la luz envuelve a la oscuridad, la acoge y la cobija, la ama, la acepta y por ello la transmuta. Si no hubiera Oscuridad, no conoceríamos la Luz.

Lo que resistes, persiste. Aquello que pretendemos rechazar, negar u ocultar en nosotros mismos, será atraído mas y mas como un imán, por la Ley de AtracciónTodo aquello que rechacemos nos lo encontraremos en el camino. 

Por eso no sólo atraemos en la vida aquello que más amamos o deseamos, también atraemos aquello que más tememos muchas veces. Porque ahí radica nuestra resistencia, y el Universo que siempre busca poner todas las energías en equilibrio, nos pondrá por delante aquello que nos cueste aceptar, amar o asimilar, así como aquello que amamos y deseamos. 

La Ley de Atracción nos hará exponernos tanto a lo que amamos como a lo que tememos, para que de ambos logremos un equilibrio. 

Aceptando que ambas caras tienen su función, que ambas caras están dándonos regalos. 

Se trata de trascender ambas caras, haciendo de ambas una sola  y para ello necesitamos aceptar y valorar el regalo que cada cara nos está ofreciendo y dejando Ser cada una de las formas apropiadas sin dañarnos a nosotros mismos ni a los demás, simplemente observándolas, reconociéndolas y amándolas. 

Detrás de la ira, hay un niño herido que siente impotencia y frustración; 
detrás del odio, hay un niño que no se sintió amado; 
detrás de la ansiedad, hay una necesidad de control; 
detrás de las lágrimas, hay una necesidad de liberar el dolor. 
detrás de la tristeza, hay una necesidad de ternura. 
detrás de la melancolía, hay una necesidad de felicidad. 
detrás del egoísmo, hay un temor a la carencia. Y una necesidad de seguridad y estabilidad. 

Como ves, detrás de cada actitud que llamamos oscura, hay una necesidad que nos llama a gritos. Cuando reconocemos la necesidad detrás de nuestras actitudes oscuras, y empezamos desde el Yo adulto que ahora somos a darle esas necesidades a nuestro propio niño interior, sin esperar que nos llenen esas necesidades desde el exterior, estaremos en camino de la autosanación dándonos todo aquello que necesitamos a nosotros mismos primero. 

Y así reconocemos que la cara oscura, solo es algo que nos llama la atención, como una campanilla sonando, para que le prestemos atención y podamos encontrar la otra cara de luz que también esa cara oscura tiene, cubriendo desde nosotros esa necesidad que hay en el medio. 



La luz tiene oscuridad y la oscuridad tiene luz. Una no puede existir sin la otra, y una nos lleva a la otra, y mas allá de ambas. 

Estamos compuestos de muchas emociones, algunas a las que llamamos malas o peores, y algunas a las que llamamos buenas o mejores. Las emociones Son, simplemente, no son ni buenas ni malas en sí. Malo o bueno es como nosotros pensamos sobre ellas, nosotros les ponemos el calificativo. 

Pero cada emoción que sale a la superficie, sale para mostrarnos algo, un regalo que tenemos que tomar. 

Y para ver ese regalo y tomarlo, tenemos que dejar Ser a la emoción y no estrangularla. Tenemos que permitirnos sentir esa emoción y ver qué nos quiere mostrar, qué nos está diciendo esa emoción y sobre todo qué sentimientos nos mueven, porque ahí radicará un regalo de autosuperación para nosotros. 

Llega un momento en que el dolor, si lo dejas Ser, se extingue a sí mismo, y se transmuta en amor, perdón y compasión hacia ti mismo primero y eso luego pasar a poder darlo a los demás. 

Resulta que cuando me permití ser vulnerable hasta el máximo de la sensibilidad, descubrí que al dejar ser mis emociones, había encontrado mucha más fuerza para asimilar la vida y sobre todo comprenderla. 

Me permití aceptarme más a mí misma, en todo aquello que sentía, y ello me llevó también a saber aceptar a los demás, y dejarlos Ser, sin pretender cambiarlos, viendo mas allá de por qué ellos actuaban como lo hacían, porque simplemente había visto en mí, esas mismas actitudes que hoy veo en otros. 

Sigo integrando cada ves mas mi sombra y mi luz. Mis debilidades y fortalezas. Hoy puedo decir con absoluta tranquilidad que soy tremendamente vulnerable y sensible, y a la vez soy tremendamente fuerte y resistente. Aceptándome con todo, me llevó a completar más mi ser y a una mayor totalidad con la esencia que somos, y sigo expandiendo más esa esencia que todos somos, y lo hago a través de integrar el todo en mí, en lugar de rechazar nada. Todo lleva su regalo, si lo sabemos ver, más allá de lo aparente. 

Atrevámonos a llorar , atrevámonos a ser vulnerables, sensibles, débiles, miedosos, y todas esas facetas oscuras, pero atrevámonos con ello, para ver dónde se alojan esas actitudes en nosotros, qué necesidades hay detrás de ello, y qué regalos podemos encontrar aun mas allá. Y cuando tomemos esos regalos, cuando hagamos esto, nos daremos cuenta de que se requiere mayor fortaleza para llorar, que para poner una falsa sonrisa y hacer ver a alguien que estamos bien, cuando no lo estamos. 

Se requiere mas valentía y fortaleza para mostrar que tuvimos o tenemos un miedo y sanarlo e integrarlo, que para ponernos una coraza en la que no dejemos ver que tenemos un miedo, y solo mostremos una aparente fortaleza, que no es mas que un escudo o coraza, que no nos permite reconocer a nuestro niño interior, su dolor y como autoayudarnos. 

El Reconocimiento de Nuestra Sombra, es el Camino de Nuestra Mayor Luz. 

Siempre es mejor la actitud activa de reconocernos en todo, que la actitud pasiva de negarnos. 

El día que podamos reír de cualquier tontería, que podamos ser felices con cualquier pequeñez y que seamos capaces de llorar de alegría y de emoción, tanto como cuando algo nos duele, estaremos en el  camino correcto para completar nuestro Ser. 

Con Amor,
M

lunes, 22 de abril de 2013

¿Problemas? Tú Tienes el Control

Quiero contarte algo que creo que te va a gustar. Los problemas no existen, lo que existe es la manera en que afrontamos, situaciones. Situaciones que podemos, o bien manejar, o bien dejarlas tal y como están y Aceptarlas como condición de ser del momento presente hasta que cambien o puedan manejarse.

Los problemas los crea la mente, y necesitan el tiempo para seguir existiendo, se alimentan del tiempo que tú quieras regalarles mientras les das vueltas y vueltas en tu cabeza, y mientras más tiempo les das ahí, más existencia y consistencia les estás dando.


Haz un pequeño ejercicio, y dime qué problema tienes justo en este mismo instante, AHORA. No tienes ninguno, porque es imposible tener un problema cuando tu atención está centrada completamente en el Ahora. Y lo que tengas que manejar o aceptar así, tal y como es, por favor, no lo conviertas en un problema, porque entonces también estarás creando Dolor.

Verás, la manera de saber si estás en el Ahora o no es examinando tus sentimientos y emociones en este mismo momento. ¿Te sientes cómodo y te agrada lo que estás haciendo ahora mismo?, ¿o quizás detectas malestar? ¿tal vez sientes resentimiento hacia alguien cercano a ti, y actúas sin ganas o de mala gana? Estás emanando energía negativa y dañina que te está contaminando a ti y todos los que te rodean.

tu_tienes_el_control

Observa los pensamientos que tu mente está creando alrededor de esas sensaciones, siente la emoción (la emoción es la respuesta de nuestro cuerpo a los pensamientos), ¿es agradable o no?, ¿escogerías esa energía dentro de ti? ¿o preferirías elegir otra muy distinta?. Tú Tienes la Elección, Tú Tienes el Control de esa Elección.

El hecho de que esa situación negativa esté justificada o no es algo independiente, es indiferente que los demás estén actuando de una forma negativa hacia ti. La cuestión es que si te estás sintiendo mal es que te estás resistiendo a lo que Es, y con ello sólo creas una infelicidad que se contagia a todos los que te rodean. O dejas de hacer lo que estás haciendo, o te sinceras con esa persona y le dices lo que sientes. Lo único que tienes que hacer es una Elección. Si decides no hacer nada, sé consecuente con tu elección, y deja a un lado los autorreproches Quejarse es falta de aceptación de lo que Es.

La negatividad no es una buena forma de manejar situaciones. Porque Todo lo que hagas con energía negativa quedará impregnado de ella, y hará nacer más dolor, más infelicidad, no sólo en ti sino también en todo lo que te rodea. ¿Estás Tú contribuyendo a ello? Simplemente suelta la negatividad, déjala ir. Una vez sabes y eliges que no la quieres y no la necesitas, ahora que sabes que Tienes Elección, suéltala. Porque sabes que puedes acceder en cualquier momento a Tu Ahora, y sabiendo eso, Puedes Elegir:

Si puedes hacer algo para cambiar la situación, HAZLO. Si no puedes hacer nada para cambiar tu Aquí y Ahora, y no puedes alejarte de la situación, ACÉPTALA sin resistencia. 
La Rendición no es debilidad, la rendición denota Fuerza. Sólo la persona rendida tiene poder espiritual. 

Descubrirás que la situación cambia sin ningún esfuerzo, y, en cualquier caso, serás libre

Se trata simplemente de hacer una Elección. Nadie ha dicho que sea fácil... ¿Quieres probar?

Con Amor,
M

La Escalera de la Vida

Imagina que estas frente a una gran escalera...está junto a ti esa persona que es importante para ti..(novio/a, esposo/a, amigo/a etc)...y están fuertemente cogidos de la mano...

Mientras están en el mismo nivel todo está perfecto... es disfrutable. Pero de pronto... tú subes un escalón... pero esa persona no... esa persona prefiere mantenerse en el nivel inicial... ok... no hay problema... es fácil aun así estar tomados de las manos...



Pero tú subes un escalón más... y esa persona se niega a hacerlo... ya las manos han empezado a estirarse y ya no es tan cómodo como al principio... subes un escalón mas... y ya el tirón es fuerte... ya no es disfrutable y empiezas a sentir que te frena en tu avance... pero tú quieres que esa persona suba contigo para no perderla...

Desafortunadamente para esa persona no ha llegado el momento de subir de nivel... así que se mantiene en su posición inicial... subes un escalón mas... y ya ahi si es muy dificil mantenerte unido... te duele... y mucho... luchas entre tu deseo de que esa persona suba... de no perderla... pero tú ya no puedes ni quieres bajar de nivel....

En un nuevo movimiento hacia arriba.... viene lo inevitable... y os  soltáis de las manos... puedes quedarte ahí y llorar y patalear tratando de convencerle de que te siga.. que te acompañe... puedes incluso ir contra todo tu Ser y Tú mismo bajar de nivel con tal de no perderle... pero después de esa ruptura en el lazo... ya nada es igual.... así que por más doloroso y difícil que sea... entiendes que no puedes hacer más, sólo seguir avanzando... y esperar que algún día volváis a estar al mismo nivel.

Eso pasa cuando inicias tu camino de crecimiento interior... en ese proceso.. en ese avance pierdes muchas cosas: pareja.. amigos.. trabajos.. pertenencias.. .todo lo que ya no coincide con quien te estás convirtiendo ni puede estar en el nivel al que estás accediendo.

Puedes pelearte con la vida entera... pero el proceso así es. El Crecimiento Personal es eso... personal... individual... no en grupo... puede ser que después de un tiempo esa persona decida emprender su propio camino y te alcance o suba incluso mucho más que tú... pero es importante que seas consciente de que no se puede forzar nada en esta vida.

Llega un momeno en tu escalera hacia convertirte en una mejor persona en que puedes quedarte solo un tiempo... y duele... claro que duele. y mucho... pero luego, conforme vas avanzando te vas encontrando en esos niveles con personas mucho más afines a ti, personas que gracias a su propio proceso están en el mismo nivel que tú y que si tú sigues avanzando ellos también lo hacen.


En esos niveles de avance ya no hay dolor, ni apego, ni sufrimiento. Hay Amor, Comprension, Respeto Absoluto...


Así es nuestra vida, una infinita escalera donde estarás con las personas que estén en el mismo nivel que tú... y si alguien cambia,  la estructura se acomoda.


Me costó mucho soltarme aun después de una fuerte ruptura seguía mirando para atrás, esperando un milagro, y el milagro apareció. Pero no de la manera en que yo hubiera supuesto... apareció bajo otros nombres... otros cuerpos... otras actividades perdí a una amiga... y gané a 20 mas... perdí un mal trabajo y conseguí un excelente trabajo y con oportunidades de tener mas de lo que soñé alguna vez.... perdí a un hombre al que creí amar... para darme cuenta que ahora lo que tengo en este momento de mi vida... ni siquiera podía soñarlo hace un tiempo.

Cada pérdida... cada cosa que sale... es porque así tiene que ser... déjales ir... y prepárate para todo lo bueno que viene a tu vida... tu sigue avanzando y confía .. porque esta escalera es mágica y si no me crees... porque no lo compruebas por ti mismo?


AHORA, TODOS PODEMOS ENTENDER POR QUÉ NOS ENCONTRAMOS CON DIFERENTES PERSONAS EN LA VIDA Y POR QUÉ OTRAS SE QUEDAN ATRÁS. 


Con todo mi Amor,
M

fuente: trabajadores de la luz

Cómo Vivir FELIZ

Quisiera compartir con todos algunos consejos que Jackson Brown, quien no es un gran pensador, ni un Nobel de literatura, simplemente le escribió a su hijo cuando éste fue a la universidad, lejos de casa.


Su hijo decidió fotocopiarlos y los distribuyó entre sus compañeros de estudio. Tuvieron tanto éxito, que una editorial le pidió autorización a Brown para editar un libro con ellos. Poco tiempo después, ampliado bajo el titulo 'Vivir Feliz', se convirtió en un best seller que lleva decenas de ediciones y millones de ejemplares traducidos a varios idiomas. Los incluyo ahora ya que desde hace tiempo viajan por Internet y pueden ser del dominio de todos.


Vivir Feliz

* Observa el amanecer por lo menos una vez al año.

* Estrecha la mano con firmeza, y mira a la gente de frente a los ojos.

* Ten un buen equipo de música.

* Elige a un socio de la misma manera que elegirías a un compañero de tenis: busca que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa.

* Desconfía de los fanfarrones: nadie alardea de lo que le sobra.

* Recuerda los cumpleaños de la gente que te importa.

* Evita a las personas negativas; siempre tienen un problema para cada solución.

* Maneja autos que no sean muy caros, pero date el gusto de tener una buena casa.

* Nunca existe una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.

* No hagas comentarios sobre el peso de una persona, ni le digas a alguien que está perdiendo el pelo. Ya lo sabe.

* Recuerda que se logra más de las personas por medio del estímulo que del reproche (dile al débil que es fuerte y lo verás cobrar fuerza).

* Anímate a presentarte ante alguien que te cae bien simplemente con una sonrisa y diciendo: Mi nombre es fulano de tal… todavía no nos han presentado.

* Nunca amenaces si no estás dispuesto a cumplir.

* Muestra respeto extra por las personas que hacen el trabajo más pesado.

* Haz lo que sea correcto, sin importar lo que otros piensen.

* Dale una mano a tu hijo cada vez que tengas la oportunidad. Llegará el momento en que ya no te dejará hacerlo.

* Aprende a mirar a la gente desde sus sandalias y no desde las tuyas. Ubica tus pretensiones en el marco de tus posibilidades.

* Recuerda el viejo proverbio: Sin deudas, sin peligro.

* No hay nada más difícil que responder a las preguntas de los necios.

* Aprende a compartir con los demás y descubre la alegría de ser útil a tu prójimo. (El que no vive para servir, no sirve para vivir).

* Acude a tus compromisos a tiempo. La puntualidad es el respeto por el tiempo ajeno.

* Confía en Dios, pero cierra tu auto con llave.

* Recuerda que el gran amor y el gran desafío incluyen también 'el gran riesgo'.

* Nunca confundas riqueza con éxito.

* No pierdas nunca el sentido del humor y aprende a reírte de tus propios defectos.

* No esperes que otro sepa lo que quieres si no lo dices.

* Aunque tengas una posición holgada, haz que tus hijos paguen parte de sus estudios.

* Trata a tus empleados con el mismo respeto con que tratas a tus clientes.

* No olvides que el silencio es a veces la mejor respuesta.

* No deseches una buena idea porque no te gusta de quien viene.

* Nunca compres un colchón barato: nos pasamos la tercera parte nuestra vida encima de él.

* No confundas confort con felicidad.

* Escucha el doble de lo que hablas (por eso Dios nos dio dos oídos y una sola boca).

* Cuando necesites un consejo profesional, pídelo a profesionales y no a amigos.

* Aprende a distinguir quiénes son tus amigos y quiénes son tus enemigos.

* Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.

* Recuerda que la felicidad no es una meta sino un camino: disfruta mientras lo recorres.

* Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.

"La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo; simplemente disfruta al máximo de todo lo que Dios pone en su camino"




Con todo mi Amor,
M

fuente: trabajadores de las luz

Mente o Pensamiento: Tú Decides


"Todos los cambios son difíciles porque requieren un esfuerzo, un pequeño dolor. Pero la elección está entre este pequeño dolor o el gran dolor de seguir presos de nuestros errores, bloqueos y sufrimiento, y repetirlos a perpetuidad".




¿De qué hablamos cuando hablamos de la mente?


En occidente se tiende a identificar la mente y el pensamiento, pero no son lo mismo. La mayor parte del tiempo nos dejamos llevar por el pensamiento, reflexionando sobre las cosas, en una reflexión que, generalmente, nos aleja del silencio, la paz, la claridad, que es realmente la naturaleza de la mente. 


La felicidad es precisamente no pensamiento. En cualquier momento de felicidad que tengas, observarás que no hay pensamientos. Sin embargo, siempre estamos buscando la felicidad a través del pensamiento; buscando razones, técnicas o estrategias para ser feliz. Cuando, en realidad, para ser feliz sólo necesitas acallar el pensamiento y abrirte.


Sin embargo, aunque en la felicidad no haya pensamiento, ¿el pensamiento sí puede ser una forma de empezar a acercarnos a la felicidad, de comenzar su búsqueda? Un pensamiento adecuado puede ayudarte al principio, aunque sea para destruir con argumentos nuevos los viejos pensamientos que te impiden ser feliz. Pero seguir pensando, sumar pensamientos, no te va a hacer más feliz, sino que puede ir sumando capas que cubren y esconden la felicidad que ya tienes dentro. Puedes usar el pensamiento, al principio, para acabar fuera del pensamiento.


¿Es complicada nuestra mente o son nuestros hábitos de pensamiento los que la hacen complicada? 


Nuestra mente no es complicada. Lo que son complicados son nuestros pensamientos. El pensamiento puede ser muy útil, pero nos ciega, nos dejamos arrastrar por él. Comprendes las cosas, las ves, no necesitas más, pero sigues pensando aunque no lo necesites. Y lo complicas todo.


¿Cuáles son los principales enemigos de la mente, para conseguir la felicidad? 


Básicamente, la ignorancia. Especialmente, esa ignorancia de no saber que no sabes. Creer que sabes todo lo que hay que saber, te hace mantenerte en tu postura y repetir errores. Repetir situaciones que te conducen a la infelicidad. Actitudes dirigidas por el miedo, el enfado, el apego, la confusión... 


¿Cómo afrontar la ignorancia? 


El primer paso es reconocerla. Decir: no sé nada. Eso te mantiene abierto a aprender. Lo que pasa es que mucha gente no puede aceptar esa incertidumbre, necesita respuestas rápidas, ya, y si no, se llenan de ansiedad, y para evitarlo se inventan las respuestas. Cualquier respuesta que les funcione durante un tiempo. Pero eso les sigue manteniendo en la ignorancia y en la repetición de errores y, por lo tanto, en el sufrimiento. Lo mejor que puedes hacer es aceptar que no sabes y que no necesitas saberlo todo para ser feliz.


¿Cómo afrontar el miedo? 


El miedo aparece precisamente por la ignorancia y porque no la aceptamos. Nos aterra lo que no sabemos. Por eso, el mejor antídoto del miedo es la aceptación. El miedo es resistencia a lo desconocido y a veces, resistencia a lo conocido también. La mejor forma de afrontarlo es la aceptación.


¿Cómo afrontar el enfado?


La mejor medicina contra el enfado es el amor. Cuando una persona está enfadada con alguien, todo en esa persona lo ve mal, feo, criticable. Y por extensión, se enfada con el mundo, que es feo y criticable también. Entonces hay que practicar el amor; meditar en el amor y practicarlo.


Pero amar resulta difícil, cuando estás enfadada.


Es cierto, no llegas al amor de repente cuando estás enfadada, porque estás bloqueada. Quieres amar y te encuentras como un grifo que lo abres y no hay agua. Cuando eres presa del enfado, el amor no llega de repente, pero tienes que seguir intentándolo, seguir practicando. Sólo tú puede llegar a sentirlo, nadie te lo va a hacer sentir. Es tu elección. 


¿Cómo afrontar el apego?


De la misma manera que el enfado. Con el amor. En castellano decimos "te quiero", y en ese concepto está intrínseco el apego, la propiedad. Sustituye la palabra "amor" por "dar". Cuando digas "yo te amo" piensa en "yo te doy". Practica el dar, más que el controlar, en el amor. Deja a un lado las expectativas y las exigencias. Ama con libertad. A las personas, las cosas, las situaciones que más te gustan en la vida. Entrégate a la experiencia, disfrútala, pero no quieras retenerla. 


El mejor antídoto del apego es el amor; y sin embargo, demasiado a menudo cometemos el error de identificarlos y nos convencemos de que cuanto más apego hay (celos, posesión, exclusividad, control, etc.) es mayor el amor. Uno de los más grandes errores. 


¿Cuál es la diferencia entre meditar y practicar?


Meditar significa acallar la mente, observar los pensamientos que aparecen, dejarlos pasar, afrontar sin miedo los sentimientos que aparecen, recuperar la calma, instalarse en la claridad. Puedes meditar en quietud o en movimiento. Por otra parte, la práctica consiste en ponerse en acción: practicar el amor, la paciencia, desbloquearse, lo que sea. A través de ejercicios y, finalmente, en la vida cotidiana. La meditación es una buena preparación para la práctica. 


¿Cómo organizarse cuando tenemos la sensación de que "no tenemos tiempo"?


Claro que tienes tiempo. Desde que te levantas hasta que te acuestas tienes tiempo; otra cosa es en qué lo utilizas. La realidad es que creemos que tenemos demasiado tiempo y por eso lo desaprovechamos o lo llenamos de cosas que nos complican la vida. Hay que hacer un esfuerzo para cambiar los hábitos. Por ejemplo: hablamos mucho, sin parar, todo el día. En cuanto encontramos a una persona, hablamos. Pero hablamos sin sentido. Puedes estar hablando durante 6 horas al día sin haber dicho casi nada útil, hablar por hablar. Y con una hora de hablar con consciencia podría ser suficiente, y dedicar el resto a otra cosa. Y está claro que dedicamos mucho tiempo del día a hacer cosas que no son imprescindibles y ni siquiera nos gustan mucho, y las usamos como distracciones o como formas de "llenar el tiempo", "matar el tiempo". Pero, piénsalo bien, "matar el tiempo" es matar tu propia vida. Claro que tienes tiempo, pero a lo mejor hay que cambiar la forma en que usas el tiempo.


¿Cómo afrontar la confusión y la ignorancia?


Cuando te sientas demasiado confusa, deja de pensar, porque pensar en exceso te lleva a más confusión. Párate un rato, abandona el tema y dedícate a otra cosa que no requiera más pensamiento. Al igual que cuando está cansado tu cuerpo le permites descansar, deja descansar tu mente. ¿Cómo? Muévete, haz ejercicios físicos, estira tu cuerpo, salta, sal a correr... Y luego, retoma el tema otra vez. Lo más difícil es dejar de pensar cuando te sientes arrastrada por una obsesión. Pero hay que parar, y volver a empezar más tarde, más fresca.


Dicen que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. ¿Por qué nos enfrentamos tantas veces al mismo problema (celos, exigencias, perfeccionismo, etc.) aun cuando lo vemos venir? ¿Forma parte de la naturaleza humana o es que no aprendemos? Y si es así, ¿por qué no aprendemos?



Todos los cambios son difíciles, requieren un esfuerzo, un pequeño dolor. Pero la elección está entre un pequeño dolor (el cambio) o un gran dolor (seguir presos de nuestros errores, bloqueos, sufrimiento, y repetirlos a perpetuidad). Cada vez que tengas un problema, cuando lo veas venir, míralo y pregúntate: ¿puedo controlarlo o no? Si está en tus manos, lo resuelves, y si no, lo aceptas. Una vez que aceptas la situación, ya no repetirás el problema a nivel mental; es decir: ya no lo vivirás más con ansiedad, miedo, rechazo, enfado, etc. 


Por una parte, queremos simplificar nuestra vida y conseguir un estado de armonía tranquila. Por otra parte, social y culturalmente (en el cine, en la literatura, en los mitos sociales) se nos presentan como mucho más interesantes los personajes más complicados, con tormentas emocionales. Esto resulta una gran contradicción a la hora de educar a nuestros jóvenes, o de autoeducarnos. 


¿Cómo transmites la importancia de ser buenas personas, sencillas y amables cuando el mensaje mediático es que "los chicos malos heredarán la tierra"?


Con el ejemplo. Si eres una persona feliz, probablemente intentarán repetir tus pautas de vida, antes o después. Quizás no durante la adolescencia, porque se perderán y se encontrarán mil veces en su propia búsqueda, pero sí más adelante. 


Pero, finalmente, cada cual toma sus propias opciones y eso no depende de ti: pueden elegir el camino del amor y la felicidad o el de los torbellinos emocionales y seguir sufriendo. Déjales. En ese caso, quizás lo que necesitan es sufrir mucho más, hasta el límite, hasta que no lo soporten más. Hay personas que sólo entonces reaccionan y aprenden a amar a los demás: por necesidad de supervivencia. Otras personas eligen la vía del amor por puro cansancio de sufrir, por puro aburrimiento. Entonces descubren que el amor hace la vida más intensa, alegre y gratificante.


Tú decides.

Con Amor,
M

Recibe Nuevos Artículos en tu email